La idea de esta canción surgió en 2017, tras el asesinato de Mara Fernández. Tomó un Uber en la ciudad de Cholula y no volvió, una de tantas. 

Una vez más, tras la tragedia que es ser mujer en un país donde pareciera que nuestra vida vale tan poco, los medios y la opinión pública intentaron culpar a la víctima: “¿Qué hacía sola de noche?”, “Seguro estaba borracha…”, “Estaba en malos pasos…” y todas esas frases que se han construido para hacernos responsables de nuestros propios asesinatos. 

Así que se creó el hashtag #SiMeMatan donde mujeres de todas las edades dejaban escrito lo que realmente eran por si algo les pasaba. En esa época yo viajaba sola por el país, me iba de gira por el norte y por el sur entre aviones y camiones con mi cuatro, regresando tarde de los foros a los hoteles y de los hoteles a los aeropuertos. 

Me recorría la idea constante de estar siempre en peligro simplemente por hacer mi trabajo, si algo me pasaba me parecía muy obvia la manera burda y violenta con la que me culparían y me harían ver cómo una “mala mujer” solo por seguir mis sueños y vivir de la manera que yo considero honesta, feliz, apasionada y luminosa. 

Así que desde el 2017 hasta el año pasado trabajé en esta canción donde canto, grito, conjuro y lucho por todo eso que quisiera que se dijera de mí, la verdadera mujer que fui. La hija, amiga, hermana, compañera que soy y que trabajo para ser cada día, más allá del miedo y la angustia. 

Esta canción es un llamado a la esperanza, a no dejar que el miedo nos inmovilice, un alivio en ese lugar del corazón donde dolemos cada pérdida, cada feminicidio y cada injusticia. 

Un eco donde honramos a las mujeres que nos han quitado y un bálsamo para defender la hermosura y el amor que habitan nuestras vidas.

RED NACIONAL DE REFUGIOS

La Red Nacional de Refugios (RNR) es una organización civil con más de 20 años de labor a favor del derecho a vivir con dignidad, seguridad y libres de violencias. Si necesitas apoyo llama al 800 822 4460 o al 55 5674 9695. Están las 24 horas del día todo el año. En la RNR ¡Tu voz cuenta, nosotras te creemos!

Si me matan

cuando me encuentren

que digan siempre

que digan siempre

 

Que fui cantora

viviendo sueños

que como todas

crecí con miedo

Y aún así

salí solita

a ver estrellas

andar los días

Y aún así

salí solita

a ver estrellas

a amar la vida

 

Si me matan

si es que me encuentran

llénenme de flores

cúbranme de tierra

Que yo seré semilla

para las que vienen

que ya nadie nos calla

nada nos contiene

Y que suenen los cantos

como un manto tibio

curándonos la herida

de lo que hemos perdido

 

Y que un grito cual trueno

nos arranque del duelo

nos han quitado tanto

nos quitaron el miedo

Que quede la esperanza

y el azul del cielo

mirarnos a la cara

hermana yo te quiero

CONTACTO

MANAGEMENET:

 

EDWIN ERAZO (HOLA@SILVANAESTRADA.COM / EDWINERAZO@ME.COM)

 

+52 55 7382 4570 @ MEXICO CITY, MEXICO